Columna Yoga y Vida Saludable, Meditación, Yoga

El puente hacia el trabajo interior: Pratyahara

En las columnas anteriores he presentado los pasos del samadi, dharana y dhyana que son los pasos más elevados y la última realización de un yogi. Estos pasos de la unión meditativa, la contemplación interior y la concentración mental son los tres de mayor práctica y asiduidad. Son los últimos pasos, que el yogi trabaja de una forma sutil y constante en su día a día para llegar a esa unión espiritual. Esta práctica es antaranga Sadhana.

 

Existe un puente entre la práctica mental-espiritual con las prácticas físicas como son las asanas o posturas. Este puente es el pratyahara, la unión entre el movimiento y la quietud.

Pratyahara nos ayuda a llevar la atención de lo exterior -de los objetos, así como de los pensamientos- hacia el interior o la parte profunda de tu ser. Es abstraerse de los sentidos, del olfato, vista, tacto, oído, gusto y de la mente.

El puente hacia el trabajo interior_ Pratyahara.png

Ramiro Calle define “Pratyahara [como] el control sobre los sentidos que hace posible resistirse a la influencia que los mismos ejercen. El pratyahara origina una desconexión sensorial, tanto más intensa y efectiva cuanto más entrenado esté el aspirante”. Al reducir las influencias externas reducimos el “ruido” mental que produce esta experiencia en la tierra; esto a su vez nos permita darnos un momento para observar nuestro interior, y buscan una conexión espiritual.

 

El liberarnos, aunque sea por unos segundos de toda esta información que recibimos constantemente deja descansar nuestra mente. El siguiente paso es que la mente deje de ir a otro tiempo y espacio y se pueda situar en el presente, en el ejercicio de introspección, sin interferencias mentales. Buscando escuchar el sonido de tu interior, llegando a regiones inaccesibles sin esta práctica del yoga. Esto ayuda a enfocar tu mente o concentrarla, que es dharana, y a lograr la unificación mental o “ekagrata”.

 

Pratyahara es un medio para acelerar la evolución interior, es un requisito para poder logara la concentración y con ello avanzar a un gado de meditación profunda. Por ello pratyahara es el puente necesario cruzar para ahondarnos en el trabajo interior.

 

Te invito a que comiences este trabajo interior cruzando el puente pratyahara hacia la concentración, meditación y la realización espiritual.

 

En septiembre ven a practicar yoga conmigo al Instituto Karuna:

outwear.comcanoes

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s