Ilumínate iluminando, leecciones del COVID

En estos tiempos de aislamiento  es muy fácil caer el la trampa del ego, pensar sólo  en uno mismo y en “nuestra” familia. Esto sólo nos  regresar a un pensamiento egocéntrico.


Vencer este pensamiento y recordarnos unidos como seres humanos  y seres sintientes, será  una buena lección de esta crisis.


Es momento de compartir esa luz que se traduce en atención,  una llamada, un mensaje, una persona que escucha, una muestra de cariño. Compartir esa luz o energía que también se manifiesta en el apoyo  a la economía de los amigos que venden, de comercios locales, de escuelas, de los maestros de primaria, de yoga, de baile, de idiomas.


Ser solidarios y si está  en nuestra posibilidad seguir compartiendo, apoyando para que al terminar esta crisis siga habiendo escuelas, centros  e institutos que promueven la educación y la cultura en nuestra cominidad.
Iluminemos alumbrando, compartiendo, apoyando y promoviendo el bienestar  de todos, comenzando por nuestra casa y nuestra comunidad.


Al menos esto es lo que pienso, me gustaría regresar y encontrar la primaria de mi hija y que todas sus maestras puedan estar y no faltar por una falta de  apoyo a su funcionamiento. Regresar a nuestras clases de yoga en Instituto Karuna y ver las caras y abrazarnos y saludarnos todos con buena salud.

Así que deseo, aunque sea una nueva normalidad, podamos estar ahí con buena salud y con lugares hermosos  para aprender y compartir.

Sigamos apoyándonos unos a otros