Om, el mantra de la meditación

 

En columnas anteriores escribía de la meditación y sus beneficios. Uno de ellos es que te ayuda a vivir en el presente sin miedo ni ansiedad, en yoga la meditación es un sendero espiritual de completo dominio de los sentidos y de la fuerza vital en el cuerpo. Te enseña a controlar la mente y no ser controlado por la mente.

 

También escribí acerca de la meditación tipo mantra que significa centrar tu mente en un punto, en este caso un mantra. Permitiendo que el mantra o sonido llene el espacio de la mente y con ello se asienten los procesos mentales y pensamientos, para estabilizar tu atención en un solo punto. El poder de un mantra revela algo profundo en cada uno de nosotros, más profundo de lo que vemos en la superficie. Algunos maestros dicen que el mantra se convierte en un lugar de descanso.

om

Uno de los mantras más conocidos es “Om” esta es una silaba que hemos escuchado mucho en la televisión o en redes sociales, pero en ocasiones no conocemos su verdadero significado. Es un mantra muy importante en la tradición del yoga. Se le ha llamado como el mantra de una silaba que es el Todo. Es la palabra que en hinduismo sintetiza el sentido de la vida.

 

El mantra “om” para ser empleado en una meditación puede ser repetido de forma verbal y vincularlo con el proceso de inhalación y exhalación. Antes de enfocar la mente en el mantra necesitas estabilizar tu cuerpo en una calma física y tu mente en una calma mental.  Una vez en calma comienza a repetir el mantra “om” enfocando tu atención en ese punto mental.

 

El repetir este mantra te permitirá establecerte en un punto de atención plena que te permite generar un estado de paz y de gozo. El calmar tu mente y concentrar tu atención en el mantra “Om” debe ser con la intención de contactar con la vibración cósmica o una vibración o el rugido del océano. Al contactar con esta vibración cósmica estas conectando con una vibración sutil de la vida. Es sintonizarte con un plan maestro y tu papel en este plan maestro. Es estar serenamente activo y activamente sereno para lograr la paz en tu mente y tu corazón encontrando tu lugar en esta vida.

om 1

“AUM. Eso es el todo. Esto es el todo, el todo emerge del todo. El todo surge del todo y aun así es la totalidad” Ishavasya Upanishad

 

Te invito a que practique esta meditación mantra para encontrar tu lugar en esta vida. Encuentra una maestra o maestro para poder guiarte con las preguntas puedan surgir en tu práctica meditativa.

Para más información sígueme en: Facebook.com/PiitiPaloma

om-symbol

Anuncios

El Origen de “Surya Namaskar” o el Saludo al Sol

Para entender el origen de Surya Namaskar es importante comprender primero la importancia de la relación maestro alumno. En los orígenes de yoga y la tradición de enseñanza de la misma existía un gran respeto por el maestro o “gurú” que no vemos en la actualidad en Occidente. Pero en los tiempos Védicos la relación entre el maestro y el alumno o “gurú y Shishya” era una relación muy cercana casi como familia.

 

La relación, estudiante maestro era muy especial, cuando el alumno tenía la suerte de ser aceptado por el gurú se iba a vivir al ashram del maestro y ahí desarrolla las labores necesarias para el funcionamiento del lugar, según le fueran asignadas por su maestro.

 

Una vez concluida la preparación, el maestro “liberaba” o graduaba al alumno y en este momento el alumno quedaba en deuda de una cuota de vida llamada gurú dakshina, la cual podía ser dinero, pero lo normal es que fuera un servicio que el gurú pidiera, que podía ser cualquier cosa.

Energía de vida

Comprendiendo esta deuda y esta relación maestro alumno vamos a la historia de Hanuman el mono héroe que acompaña a Rama en su aventura conocida como el Ramayana. Cuando era un bebé este monito un día abrió los ojos y miró al cielo y quedó fascinado por el Sol llegó a pensar que era un mango especialmente brillante. Así que comenzó a empujarse con sus poderosas piernas de mono y estiró completamente sus largos brazos de mono, saltó, quedó adolorido y siguió esforzándose para alcanzar el sol hasta que lo logró, incluso como un bebé Hanuman tenía una fuerza supernatural.

 

En cuanto lo tomó se metió el sol a la boca y comenzó a comerlo, causando que el universo se oscureciera, lo que alertó a los dioses de que algo estaba mal. El sol escalaba por la boca de Hanuman, pero el mono terco lo sostenía hasta que el dios Indra envió su rayo de diamante o vajra directamente a la quijada de Hanuman.

 

Sólo así Hanuman abrió su boca y el Sol regresó a su lugar y con ello la luz al Universo. Pero el vajra lo hirió en su quijada o Hanu, dándole su nombre Hanuman el que tiene su quijada rota. Los dioses se sintieron mal de haber herido al mono así que, cuando sirvió Rama, le restauraron sus poderes especiales de fuerza, velocidad, poder cambiar de forma, el regalo del celibato, una memoria prodigiosa, un amante verdadero e Dios.

Al crecer Hanuman necesitaba ser educado y su madre preguntó ¿Por qué no Surya? Así que Hanuman le pregunto al Sol si lo podía aceptar como su alumno. El Sol contestó que no podía ser su maestro, no por el incidente sino porque tenía que estar en constante movimiento, no se podía detener a enseñarle ¿Cómo puedes aprender efectivamente cuando me estoy moviendo? Hanuman le contestó ¿Y si puedo seguir tu ritmo? ¿Me aceptarías como maestro? A lo que el So contestó, -no serás capaz, pero está bien.

 

Hanuman voló y se posición con su cara hacia Surya, y Surya, que apreciaba la persistencia en un estudiante comenzó a moverse en el cielo expandiendo escrituraras al mismo tiempo. Así que esto significaba que Hanuman siempre viajaba hacia atrás con su cara hacia el maestro. Mostrando sí un gran respeto al maestro, al que no se le debe dar la espalda, porque es de mala educación.

 

Así que algunos cuentan que este movimiento hacia atrás de Hanuman con Surya es el origen de Surya Namaskar o el Saludo al Sol. Y si lo piensas al hacer tu saludo al sol lo haces en el frente de tu mat, y regresas ahí para continuar tu práctica, con la vista al frente siempre.

 

Hanuman fue un estudiante tan dedicado que aprendió los Vedantas en una semana. Al terminar su enseñanza Surya se negó a aceptar cualquier pago o cuota y dio “Mirar a un estudiante devoto es mi propia recompensa”. A lo que Hanuman contestó que sólo le podía ofrecer su gratitud y Namaskars o saludos respetuosos.

 

Así que Surya Namaskar surge como el dakshina de Hanuman para Surya.

 

Artículo de By Zoe Newel (2014) The Ancient Origins of Surya Namaskar: Sun Salutation, en Yoga International

 

Traducido por Urapiti Paloma