Principios del Ayurveda

El Ayurveda es un sistema tradicional proveniente de la India que data de 5000 años de origen y que había sido pasada de forma oral.

 

La palabra Ayurveda significa ‘conocimiento de la vida’ o la ‘ciencia de la vida’. Esta antiquísima sabiduría, nos ayuda a vivir mejor, a través del autoconocimiento, y la práctica del equilibrio, la moderación y el desarrollo de nuestras propias potencialidades.

Energía de vida

La idea principal del Ayurveda es acerca del cuidado de la salud que toma en cuenta la unidad mente-cuerpo. El objetivo del Ayurveda es ayudarnos a descubrir y afinar los instintos del cuerpo para lograr dicho equilibrio.

 

En su contexto más amplio el Ayurveda es una tecnología para entrar en contacto con el plano cuántico dentro de nosotros mismos. Para llegar ahí hacen falta técnicas especiales las cuales nos permiten desprender la máscara del cuerpo físico.

 

‘Según el Ayurveda, nuestro cuerpo sabe que le conviene y qué lo perjudica; sólo que nuestro raciocinio (el parloteo mental constante influenciado por los prejuicios, creencias, educación, cultura, comportamiento social, etc.) acalla esa sabiduría interior y hacemos – muchas veces – lo opuesto a lo que nuestra naturaleza nos indica’ (J. Chávez).

 

Por añadidura, es preciso trascender, o ir más allá de la constante vida que llena la mente, como el ruido de la radio que no puede ser apagada. Más allá de esa distracción se extiende una región silenciosa, que parece tan vacía como el campo cuántico entre las estrellas. Este silencio interior contiene ricas promesas.

Para lograr este equilibrio interior debemos considerar cambios en nuestra vida que se reflejen de una forma integral, para ello debemos equilibrar nuestras actividades en seis rubros a corregir:

1) Dieta basada en principios ayurvédicos,  

2) Rutina diaria, 

3) Ejercicio,

4) Rutina estacional,

5) Meditación,

6) Emociones

Si quieres saber como aplicar esto a tu vida diaria lee este link:  Consulta Nutricional Ayurvédica

Duele verla crecer

2bed3c77-6518-4492-a17c-14da55873814_jpegMi pequeña hoy cumple quince meses en esta vida terrenal. Hace quince meses que la recibí en mis brazos después de convivir como un solo ser por cuarenta semanas. La veo y agradezco a Dios por sus milagros disfrazados de bebé que llegan al mundo y a cada familia para recordarnos la esperanza y el amor que yace en nuestro interior.

 

La veo ahora después de quince meses y me sorprendo, me sorprendo de lo mucho que ha cambiado físicamente. Lo que ha crecido en tamaño y peso, ya no es una bebé pequeñita que depende al 100 por ciento de mamá, que no puede levantar su cabeza o sostener su peso con las piernas.  Ahora es un pequeño ser humano independiente, claro a su medida, que puede sostener su cabeza, y sus piernas y brazos le obedecen a voluntad. Está aprendiendo que tiene un cuerpo y puede dirigirlo como ella quiera.

 

Está en una etapa en la que su mente empieza a pensar por sí misma. Comienza a descubrir lo que le gusta hacer y comer. Se ha dado cuenta de que tiene poder para hacer cosas. Le encanta despegar las calcomanías y pegarlas en sus zapatos o en mis manos. Se ha dado cuenta del poder que tiene la palabra “no” y lo ha utilizado a su conveniencia mostrando lo que le agrada y lo que le desagrada.

3a634e1a-59b5-419a-9106-8ae9a79ecbc4_jpeg

Después de formar y desarrollar sus órganos sensoriales en mi vientre, ahora, en el exterior está desarrollando el uso de los mismos. Está tomando el poder de utilizar su gusto, olfato, tacto, vista y oído para captar la información de todo lo que le rodea y los que le rodeamos. Está desarrollando su cerebro que crece a pasos agigantados alimentado por las acciones de papá, de mamá, de los abuelos, de los amigos y familiares. Todos estamos contribuyendo al desarrollo de esta pequeñita que eligió nacer en este lugar. Su consciencia y su yo se está desarrollando mientras interactúa con todos nosotros, mostrando esa interdependencia que existe entre todos los seres que habitamos el planeta, incluso con el planeta mismo.

 

Esta pequeñita está aprendiendo a escuchar a la naturaleza reflejada en su interior. Ahora reconocer que el dolor que siente en el estómago se llama hambre y que se resuelve cuando come o cuando bebe agua. Está reconociendo que su cuerpo tiene límites, y a prueba y error, está observando que es doloroso el no cuidarlos.

 

Es un aprendizaje doloroso pero que va formando quien es ella y en el cual estoy en cada instante reviviendo en mi interior el dolor por el golpe que se dio, por la separación o por el hambre. En algunos instantes queriendo cambiar su lugar por el mío tratando de evitar lo más posible su sufrimiento. Pero al verla llorar y tratar de hacer todo lo que está en mis manos recuerdo que eso no es posible.

Y aunque sé que este tipo de dolor por la vida va comenzando no terminará eso no quita la pena en mi corazón. En mi interior sé que es parte el crecimiento, parte del desarrollo, del aprendizaje que tenemos en nuestra vida, pero es ahora cuando entiendo muchas cosas. Cuando tu mamá es tu compañera de vida y te observa de cerca en cada paso que das sufre contigo y en ocasiones cuando es mucho el dolor que observa en tu ser por estar tan cerca de ti en cada vivencia es cuando desea cambiar lugares contigo.

 

Ahora entiendo la parte difícil de la maternidad y de ver crecer a los hijos. Cuando estás ahí, presente para ellos disfrutas cada paso que dan te llena de alegría el verlos desarrollarse como seres independientes con gustos y elecciones propias. Tal vez sean elecciones muy diferentes a las tuyas pero aunque sea doloroso hay que respetar su camino y seguir con ellos para estar ahí cuando caigan y necesiten un abrazo, cuando se vayan lejos y necesiten un consejo, cuando tomen una decisión de vida y necesiten alguien que los escuche aunque no comparta el mismo sentimiento.

ed029389-e522-409d-9037-0a69f64acd34

Es estar presente en sus vidas aunque se te apachurre tu corazoncito al verlos que le duele la inyección de su vacuna, al verlos caer después de sus primeros pasos, al escucharlos llorar por el dolor que les genera. La maternidad es la compasión, la acción desinteresada y el amor en su máxima expresión. Es la representación terrenal del amor divino. Es hacer sentí a tu pequeño protegido, justo cómo Dios nos protege a cada instante. Es darles una familia o clan al cual pertenecer. Es fortalecer en los primeros años de vida ese chakra muladhara para darles raíces a las cuales voltear en cualquier momento y sin ir muy lejos. Es estar cerca pero respetar su crecimiento. Es amar de una forma total.

 

Urapiti Paloma

4 octubre 2014

 

 

Mamis y bebés felices con yoga

LUCÍA CASTRO

Mi bebé, yo y nuestro encuentro con la yoga.

Practico yoga desde hace varios años incluyendo en mi embarazo y es de las mejores decisiones que he tomado. En verdad transforma tu mundo.
Había escuchado hablar de yoga con Mamis y bebés, sonaba como una idea grandiosa que no pensaba encontrar en SLP.
Se dice que lo que piensas atraes, y que llega a mi esta oportunidad que siempre busque en el momento justo.

Ahora compartir la practica con mi bebe es genial. Introducirlo desde pequeño a el yoga, darle herramientas para toda su vida que lo mantengan conectado con su esencia y encuentre un momento de armonía con todo su entorno. El verlo divertirse haciendo posturas que para el son muy naturales, el sentirse atraído hacia mamá cuando esta relajada en su meditación y llegar a ella para un apapacho. El encontrar a otros amiguitos con quien jugar. El conectarse y divertirse con mamá mientras hacemos posturas juntos. El dedicarnos una hora completa sin celular, sin TV, sin tareas por hacer. Solo mamá y bebe en verdadero tiempo de calidad.
El contagiarlo de energía positiva, el que aprenda de tu ejemplo y que en una tarde lo veas de la nada haciendo alguna posición que te vio hacer en clase…no tiene precio!

El código de etica del Yoga: Yama y Niyama

Fragmento del libro «Yoga: Principios y Prácticas» de Urapiti Paloma Castillo Moctezuma

Entonces, si actuar con ética te permite ser más feliz, seguro de ti mismo, más valiente, además de reducir la ansiedad, miedo, culpa, quitarte las dudas sobre ti mismo, la depresión o desesperación ¿Por qué es que dudamos portarnos éticamente? ¿Porque es parte de la naturaleza humana el querer sacar ventaja el otro? Por el aprendizaje en sociedad que tenemos, donde se valora más lo exterior, el poder, la fuerza física y económica.

Sin embargo, cuando actuamos éticamente nuestra mente, corazón y emociones están tranquilas y somos seres saludables; eso sin dejar de obtener los resultados o muestras materiales de nuestro trabajo que se dan de forma automática. Vamos a ver entonces cuál es el código de ética del yoga, mejor conocido como el “Yama y Niyama” las abstinencias y las observancias, lo que debemos hacer y lo que no debemos hacer.

Diapositiva1

Estas son las 10 acciones-no acciones del yoga, y nos vuelven inofensivos, tal y como decía Sri Nisagadatta Maharaj. Nos permiten quitarnos la armadura, trascender la forma y la materia; pensar en el otro o la otra como una parte de mí. Hacer lo que te gustaría que te hicieran, abstenerse de hacer daño al ambiente, a la comunidad con las mentiras, violencia, robos, lujuria, tener actitudes avariciosas. Y por el contrario hacerle el bien mediante el trabajo individual de desarrollo holístico, por medio de la pureza, la conformidad, la austeridad, el estudio-oración y la devoción a Dios.

“La ética del yoga nos insta a volver a examinar qué estamos haciendo con nuestra vida. No es sólo cuestión de hacer lo que ‘debemos’ hacer. Los fundamentos de esta ética son principios universales, que pueden orientarnos para que no vivamos caprichosamente. Estos principios nos enseñan a observar nuestros impulsos internos, de modo que el corazón, la mente y las acciones forman una unidad.”[1]

Yama y niyama son el cimiento sobre el cual el yogui comienza a edificar su vida espiritual. Armoniza el cuerpo y la mente con las leyes divinas de la naturaleza –es decir, de la creación– brindando bienestar interior y exterior, felicidad y fortaleza que atraen el devoto hacia prácticas espirituales más profundas y que le vuelven receptivo a las bendiciones del sadhana (sendero espiritual) impartido por el gurú.”[2]

Cabe señalar que el objetivo del yoga no es crear una comunidad religiosa, pero si una comunidad espiritual, sea cual sea tu religión el yoga te permite profundizar en la misma enseñanza y práctica de tu religión. Este código ético sólo complementa tu actuar como ser humano y seguramente en algunos casos se repetirán algunas de estas “acciones-no acciones” porque son compatibles con las enseñanzas espirituales. Existe el yoga devocional también conocido como Bhakti Yoga, pero la mayoría de las prácticas de yoga en occidente buscan el trabajo espiritual.

Por ello es frecuente, que debido a la desinformación los conceptos erróneos o francamente dolosos con respecto al Yoga, algunas personas piensen que al practicar esta disciplina o tomar este camino de superación se atenta contra las propias creencias religiosas y se comience a practicar “otra religión”. Nada más falso.

El sacerdote católico Luis Jorge González quien tiene un amplio conocimiento en psicología humana y en los métodos de crecimiento espiritual comenta en su libro “El Secreto de Gandhi” lo siguiente: “la praxis de yoga en clave liberadora, supone como base -de acuerdo con la tradición hindú- una actitud de apertura y honestidad frente a Dios y frente a los demás”.

[1] Isaacson, C., El Yoga, p.90

[2] Paramahansa Yogananda, (2010), El Yoga del Bagavad Guita, p.40

Mami- Baby Yoga

La palabra yoga deriva de la raíz yug que significa unión y la práctica de mami-baby yoga trabaja con esta unión entre madre e hija, además de la unión como ser holístico que es cada uno. Así que uno de los primero beneficios de esta clase es el fortalecimiento del vínculo madre-hijo.

 

De acuerdo al investigador Allan Schore el vínculo entre padre e hijo en los primeros 18 meses es el fundamento para todos los futuros vínculos. Así que el llevar a cabo esta práctica ayuda a fortalecer ese vínculo en donde la madre y la hija están en un ambiente fuera de distracciones que enfocarse en el otro. Al poder dejar de lado las distracciones de las labores del hogar o trabajo, así como el crear un ambiente donde el bebé se pueda concentrar es lo que permite a esta práctica logar el objetivo de enfocarse el uno en el otro.

 

Mami-Baby Yoga

Es por ello que es recomendable que se haga como una práctica que sea sistemática; esto significa que existe un día y una hora específica para aprender a practicar yoga. El dedicar tiempo para apoyar positivamente a tu hijo por medio de esta actividad física ayuda a que promuevas en ella un estilo de vida saludable.

 

Los bebés de forma natural tiene la habilidad, necesidad y acción de moverse para mantener un bienestar físico, pero al apoyar esta habilidad natural y ponerla en una actividad sistemática ayudamos a que vaya creando los hábitos para un estilo de vida más sano.

 

9e397ff8-b098-4aa3-b669-6789c02fd6ba_jpeg

Me gustaría señalar que aunque exista una hora y un día establecido para la práctica de yoga una vez que mami y baby se familiarizan con el yoga y sus prácticas pueden hacer yoga en cualquier lugar y desde una práctica de 2 minutos hasta una hora.

 

Otro de los beneficios de la práctica del yoga para mamá y bebé  es que ayuda a mejorar la digestión y disminuir el dolor por gases. Mediante diferentes posturas y ejercicios se puede ayudar al desarrollo de los tejidos digestivos ya que los intestinos del recién nacido pueden ser tan delgados como el papel.

 

Algunas de estas prácticas pueden ser el masaje, en su estomaguito, así como posturas como paschimottanasana, janyasana, apanasana, entre muchas otras.

 

Mami-baby yoga es una práctica muy bonita que ayuda a la exploración de ti hacia tu hijo y de tu hijo hacia ti; y también es una forma de autoconocimiento en esta nueva etapa de tu vida como mamá de un bebé que depende en su totalidad de ti.

 

Grupo Mami-baby yoga

Esta clase es una hermosa que te invito a que conozcas donde respetamos los tiempos del bebé, aprovechamos sus gustos por explorar e investigar, y ¡aprendemos a escucharnos y comunicarnos aún sin palabras!

Empodera a tu niño o niña con yoga para niños y preadolescentes

El yoga para los niños es una actividad lúdica en la cual aprenden mientras juegan. Este grupo de pequeños tiene diferentes actividades, durante la sesión de yoga, que les ayudan a hacer suyas herramientas o técnicas para el control de su cuerpo y de sus emociones.

 

Desde muy pequeños es bueno que aprendan el gran poder que reside en cada uno de ellos. El ser capaces de controlar su cuerpo y lograr una postura invertida y poder sostener todo su cuerpo en el aire, y mantenerla al tiempo que relajan esa postura, les da a los pequeños un gran sentimiento de poder.

 

El empoderamiento es algo que todo ser humano debería tener, y no estoy hablando de el tener poder sobre los otros, sino el poder de ser el dueño de mis movimientos y de mis emociones. Precisamente en yoga aprendemos a controlarnos y con ello nos empoderamos.

 

Pensando específicamente en los niños, el empoderamiento ayuda a observar las causas y efectos. Si trabajo con disciplina y fortalezco mi cuerpo yendo a las clases sin faltar y esforzándome en cada una de ellas la consecuencia es que voy a lograr una postura que antes no había logrado.

 

Cada uno de los niños es diferente, algunos niños tienen dificultades con fuerza en los brazos, otros con equilibrio en las piernas y otros con flexibilidad. Y aquí quiero comentarles del caso de una de las niñas que acuden a yoga con mucha disciplina después de dos años de asistir constantemente y con un trabajo disciplinado pudo observar como su flexibilidad se incrementó y logró hacer la postura que ella quería. La cara de satisfacción y realización que tenía era extraordinaria, eso es el mostrar a los niños que tiene el poder de hacerlo que desean si persisten y trabajan con paciencia en ello….¡ya sabes quién eres! Te mando un abrazo y muchas felicidades por tu logro 😉  Así como ella, hay muchos casos de los cuales he sido testigos como instructora de yoga para niños.

Niños en meditación

Todos los seres humanos estamos llenos de emociones que cambian, de la alegría a la ira, de la tristeza a la emoción, de la indiferencia al apasionamiento. Sin importar la edad existen ocasiones en las que estas emociones dominan a nuestra mente e inclusive a nuestro cuerpo. Es ahí donde perdemos el control de nuestra mente-emociones-cuerpo y existe otro aspecto del yoga que ayuda a controlarnos, lo conocemos como meditación.

 

La meditación en los niños deben ser ejercicios atractivos y por lo regular ejercicios de corta duración en la cual podamos mantener su atención plena. Existen ocasiones en las que el grupo ya ha trabajado la meditación, están dispuestos a tener una práctica más larga, el escenario de la clase y la atmósfera se presta para ello. Eso fue lo que sucedió en nuestra práctica de yoga cuando los niños regresaron a su periodo de clases a la escuela.

 

Ese día llegaron agotados mentalmente, sus caras reflejaban un cansancio de haber regresado a un ritmo de trabajo del cual se habían desacostumbrado, levantándose temprano por la mañana, y la mayoría de ellos entrando a un esquema diferente de enseñanza, de primaria a secundaria. Así que decidí cambiar el esquema de la clase y enfocarme en técnicas de meditación Mindfulness ¡La clase fue única!

 

Los niños respondieron muy bien, con atención en los ejercicios de visualización, de escuchar mantras, de sacar la enseñanza del cuento que les leía, de utilizar su olfato para llevar su atención a ese punto exclusivamente. Que puedo decir, fue una sesión muy hermosa, en la que los niños sin saberlo durante la clase participaron activamente en una sesión de meditación mindfulness.

 

Al finalizar les dije lo que habías hecho y ellos estaban igual de sorprendidos. La verdad es que es una muestra de su disciplina mental que han trabajado durante sesiones de yoga que hemos tenido previamente donde hemos trabajado con su poder mental y su capacidad de concentración.

 

Muchas felicidades a todos y recuerden que esto lo pueden aplicar cuando lo necesiten, en su escuela, antes de hacer la tarea o para dormir tranquilos 😀

 

Así que el yoga empodera a nuestros niños y preadolescentes, les muestra muchas de las cosas que son capaces de hacer cuando se concentran, ya sea en habilidades físicas o mentales que les ayude a descubrir quienes son en realidad.

Tres razones por las que tu bebé es un yogi natural

¿Cómo es que mi bebé es un yogi natural? “Eso no es posible y menos porque yo nunca he practicado yoga” es lo que muchas mamis y papis van pensar al escuchar esto. Pero es verdad tu bebé dese que nace tiene ciertas herramientas y características que cuando somos adultos tratamos de retomarlas por medio de la práctica del yoga y de forma más consciente.

 

Cuando comenzamos la práctica de yoga como adultos nos damos cuenta de que los maestros de yoga nos recuerdan una y otra vez el respirar ¡No es porque se nos olvide! Pero si se nos olvida respirar correctamente, comenzando y finalizando el ciclo respiratorio por nariz, de forma profunda para llevar la cantidad de oxigeno necesaria al cuerpo. Bueno un bebé desde que nace respira por nariz llevando a su cuerpo el oxígeno necesario, sin estrés ni presiones. Una respiración naturalmente correcta.

natural baby yogui

 

La segunda razón tiene que ver con vivir en el presente. Conforme creemos nuestra mente aprende conceptos socialmente indispensables para su funcionamiento adecuado en sociedad. Estos conceptos son el tiempo y espacio. Al tomar conciencia del tiempo nos damos cuenta de que existe un pasado, presente y futuro y que ocupamos un espacio diferente al del “otro”. Es cuando el bebé comienza a darse cuenta de que es un ser separado e individual, de ahí las crisis de separación.

 

Aun así el bebé tiene tanto amor a la mamá-papá-vida y confía plenamente en lo que vaya a suceder. El bebé no tiene miedo o ansiedad, sólo confianza y amor, que tenemos que reforzar en estos primeros años de la vida para que  crezca seguro y con una autoestima adecuada.

 

La tercera razón por la cual tu bebé es un yogi natural es que práctica las posturas como una parte natural de su desarrollo. Si observamos al bebé en sus movimientos naturales de estirarse, acomodarse, llevar un pie a la boca, levantar su cadera del piso en adho muka savanasana, o llevar cabeza a las rodillas en paschimottanasana. El yoga está integrado por posturas tan naturales que es algo normal para el bebé.

 

Para sacar provecho a estas características innatas es que se recomienda hacer una práctica de yoga regular, sistemática y consciente con el bebé. Y lo mejor es si lo puede hacer la mamá o papá con él. Recordemos que la palabra yoga significa unión es una práctica para unir a los papás con sus bebés, para crear un lazo y reafirmarlo.

 

En el Instituo Karuna tenemos a su disposición las clases «Baby-Mami Yoga»

Logrando la paz desde la meditación con los jóvenes: día internacional de la juventud. Entrevista a Alex Karuna.

Este martes 12 de agosto es el día internacional de la juventud y me gustaría compartirles el principio primero de la declaración sobre el fomento entre la juventud de los ideales de paz, respeto mutuo y comprensión entre los pueblos:

“La juventud debe ser educada en el espíritu de la paz, la justicia, la libertad, el respeto y la comprensión mutuos, a fin de promover la igualdad de derechos de todos los seres humanos y de todas la naciones, el progreso económico y social, el desarme y el mantenimiento de la paz y al seguridad internacionales.”

En estos días hemos presenciado el incremento de sucesos violentos a nivel internacional y con magnitudes devastadoras por la tragedia que viven las familias en el Medio Oriente. En ocasiones nos sentimos tan lejos de ellos que sólo recordamos por las noticias y lo olvidamos a instante siguiente el sufrimiento y dolor por el que atraviesan nuestros hermanos.

Así es que recordando el día internacional de la juventud, de los jóvenes que están viviendo esta situación y retomando una frase muy famosa del Dalai Lama:

«Si le enseñáramos meditación a cada niño de ocho años, eliminaríamos la violencia en solo una generación.» 

Podemos ver en la meditación una forma de reducir la violencia en el interior de cada joven, en su casa y familia, en su comunidad y ciudad, en el mundo. La meditación no implica el quedarse callado y sentado todo el tiempo. La meditación enseña a los jóvenes a reconocer sus sentimientos y después de identificarlos a poder manejarlos y controlarlos sin reprimirlos o estallar.

meditación en escuela de San Francisco

Alex Karuna que tiene un grupo de meditación con varios años de experiencia en San Luis Potosí, con Doctorado en Teología y Terapeuta transpersonal nos dice porque es importante la meditación para los jóvenes y nos hace unas recomendaciones los que quieren iniciar la práctica de meditación:

Urapiti: ¿Por qué es importante la meditación para los jóvenes?

Alex Karuna: Lo más importante es que nos lleva a reconocer que tenemos la libertad de estar en paz o mantenernos en el conflicto. Primero a un nivel interior observamos pensamientos y emociones que se nutre de paz o de miedo, incrementando la posibilidad de expresarlos a través de amor o de la violencia, respectivamente. Cuando la juventud no se da cuenta de su riqueza interna—que va más allá de tener dinero, poder, prestigio, pareja o reconocimiento—expresa su ansiedad e insatisfacción haciendo daño a los demás (por ejemplo, el bullying) o, aún peor, se hace daño al generar trastornos alimenticios, maltratar a su cuerpo o aislándose de su vida a través de las adicciones.

Urapiti: ¿A qué nos ayuda la meditación?

Alex Karuna: Lo primero es darse cuenta que todos quieren ser felices y que, por lo tanto, nadie quiere sufrir. Segundo, el sufrimiento no es natural, necesario o deseable. Tercero, el sufrimiento se disuelve al encontrarle sentido a nuestra vida y a todo lo que ella presenta a través de nuestra familia, amigos, conocidos y el mundo en general. Finalmente, es fundamental no quedarse en un interminable estudio de los problemas sino en generar estados mentales de paz, aceptación y amor compasivo.

 

Urapiti: En tu trabajo con jóvenes podrías platicarnos ¿cómo has visto que les ayuda?

Alex Karuna: Por ejemplo, en las meditaciones que tuve oportunidad de dirigir a jóvenes reclusos en San Luis Potosí, pude observar una necesidad genuina de ser felices y una frustración por no saber cómo en un entorno que fue problemático en su núcleo familiar (si es que lo tuvieron) y después al estar recluidos. Sin embargo, después de ayudarles a tomar conciencia de su libre albedrío de pensamiento y emoción, algunos de ellos despertaron a esa capacidad de generar una libertad genuina incluso viviendo en un entorno difícil, limitante y doloroso.

 

Urapiti: Finalmente, ¿qué podrías decir que pasa al hacer meditación de forma sistemática en la vida de los jóvenes?

Alex Karuna: Es un cambio de percepción de sí mismos que alimenta la semilla mental iluminada que se va nutriendo de pensamientos, emociones y acciones compasivas y así hay una verdadera rehabilitación de su humanidad que les permite ser sujetos de transformación compasiva.

Urapiti: Muchas gracias por tus comentarios y dinos en dónde pueden encontrar tus grupos de práctica

Alex Karuna: En el Instituto Karuna tenemos varios grupos de meditación por la mañana una práctica de Mindfulness y por la tarde el programa MEMHO (Manejo del Estrés a través de la Meditación Holística) y nos pueden seguir en Facebook:

https://www.facebook.com/InstitutoKaruna

https://www.facebook.com/AlejandroKaruna

 

 

Cómo dormir a mi bebé y descansar con él: yoga para ti y tu bebé

El esperar a un bebé, ser madre o padre para un pequeñito recién nacido nos llena de alegrías y al mismo tiempo de nuevas obligaciones. En ocasiones este cambio de estilo de vida puede resultar estresantes para ti como mamá y crear una atmosfera tensa en casa que siente de primera mano tu bebé.

Recordemos que desde el embarazo hay una conexión directa entre el bebé y los pensamientos de la madre. Como consecuencia de este estrecho vínculo de comunicación es esencial que la mamá durante el embarazo y después de él logre mantenerse centrada en medio de estos altibajos.

Cuando nos estresamos nuestro cuerpo tiene una reacción como si estuviera siendo amenazado  física o emocionalmente. El corazón late más fuerte y rápido, la respiración se acelera, las glándulas suprarrenales inyectan las hormonas del estrés como el cortisol y la adrenalina, el nivel de azúcar en la sangre se eleva, el cuerpo transpira.

Estos estados de estrés han sido estudiados y comprobados por varios estudios. El doctor Emil Reinol, obstetra austriaco, por medio de ecografías observó en las madres sometidas a una situación de ansiedad que los bebés que pateaban con fuerza.

Durante el embarazo, el feto no puede controlar las cosas que hace su madre o cómo reacciona ante el mundo y, por lo tanto no puede controlar las sensaciones que experimenta. En el caso de un bebé recién nacido no puede controlar lo que experimenta tampoco. Ninguno de los dos tiene una capacidad de hablar o de escribir para manifestarse. Pero manifiestan los síntomas de la atmosfera de tensión que están experimentando por medio de movimientos en el vientre, como patadas, o fuera de él al arquear su espalda y protestar. Los bebés recién nacidos tienen otra forma de expresarse además del movimiento y es el llanto.

Una forma muy bonita de aprender a controlar y regular nuestros estados de estrés es mediante el yoga prenatal y posnatal. En estas sesiones de yoga podemos ejercitar nuestro cuerpo y liberar físicamente el estrés y la energía excesiva o acumulada en nuestro cuerpo, además gracias a técnicas que son parte el yoga como la relajación y meditación aprendemos a disminuir nuestro ritmo de vida por un momento para relajar nuestra mente.

baby dreaming

 

Al relajar nuestro cuerpo y mente durante la sesión de yoga podemos entrar en una paz que permite una reconexión entre el cuerpo y la mente, al lograrlo como mamás o papás llegamos a un equilibrio. Nuestro cuerpo se relaja, la respiración es profunda el corazón late más lento, comenzamos a segregar hormonas de la felicidad como las endorfinas y la presión arterial se regulariza.

Es probable que nosotros no podamos observarlo, más que al sentirnos bien con nosotras mismas. Pero el mejor termómetro de esto es nuestro bebé, ya sea en el vientre o en nuestros brazos, cuando una mamá esta relajada el bebé está relajado.

En mi experiencia esto es completamente verdad, yo pensaba que este vínculo emocional era sólo durante el embarazo o en los primeros meses. Pero ahora que mi pequeña ya tiene un año me doy cuenta de que ese vínculo emocional continúa. En una ocasión tenía prisa para que se durmiera ya era su hora normal de dormir y yo tenía prisa para recoger la casa porque tendríamos visitas después. Así que con mi mente en el futuro y mi corazón acelerado, no estaba respetando el tiempo de mi bebé de una cena tranquila y unos cariñitos antes de dormir. La protesta lógica fue el llanto, la incomodidad y el no poder dormir. Hasta que me di cuenta de lo que estaba pasando, no estaba en el presente, no estaba respetando y honrando los tiempos de ella. Ya que me di cuenta de eso dije “lo demás puede esperar” este es nuestro tiempo y mi mente y corazón están aquí contigo.

Así que la próxima vez que intentes dormir a tu bebé, ya hiciste de todo, la alimentaste, cambiaste el pañal, revisaste que no le rozara su ropa, su temperatura, pusiste música relajante, le diste un masaje ¡y no se puede dormir! Voltea a verte a ti misma y pregúntate ¿estoy estresada, nerviosa, ansiosa? Y relájate tu primero para que tu bebé pueda descansar y dormir profundamente